>¡Un adiós y bienvenida!

>

Atendiendo a la petición de una de mis queridas amigas, que aseguró que al post pasado le hacía falta un poco más de espíritu o esencia mía, hago otra entrada sobre este paso que daremos el día de mañana.
Como dije con anterioridad, yo solamente suelo escribir sobre aquello que considero realmente importante o impactante en mi vida, ponerme a pensar en otras cosas lo considero de más. Pero luego me preguntan ¿qué pienso del 2009? ¿Qué puedo sacar de este año que está por acabar? Bueno, son preguntas difíciles a decir verdad, pero la respuesta más simple podría ser “lo mejor del 2009 fue todo lo que aprendí que debía o no hacer”. Porque, seamos sinceros, presenciamos todo un huracán de decisiones que no fueron precisamente las más acertadas refiriéndonos al bienestar general en la sociedad. Pero este es un blog de libros, así que hablaré de otros temas también.
Comenté sobre las redes sociales y su impacto. Lo dije porque he sido testigo de ese cambio, tanto para bien como mal y creo que el arma de doble filo que tenemos debe de ser usada con responsabilidad e inteligencia. Somos parte de un proceso que se lleva a cabo día con día, queramos o no formamos un solo camino por el cual transitamos, transitarán e inclusive otros ya pasaron. La tecnología nos ha brindado una nueva perspectiva de lo que el hombre puede lograr y la capacidad del mundo para evolucionar. Claro que no estamos exentos del mal uso de la misma, pero sabemos lo que podemos o no hacer. Creo que nosotros, más que nadie, conocemos las ventajas de poder contar con un sistema tan flexible de comunicación que nos permite transportarnos a otro lugar sin necesidad de salir de casa. Realmente es una ventaja. Si no, no estuviéramos aquí compartiendo nuestras formas de pensar.
Este 2009 ha sido un año que bien podría llamarse “Pasajero” y no es por el hecho de que pasa, si no porque hemos dejado ire muchas cosas para darle la bienvenida a otras. Pasajero porque, aunque no queramos, hemos ido siguiendo las huellas de quienes están por delante de nosotros y han trazado un camino. Está en cada uno el hacer las cosas de la forma correcta, pero al fin y al cabo, vamos en una misma dirección. El punto es que no perdamos de vista aquello que más deseamos, ya sea en nuestra familia, relaciones interpersonales, trabajo y otros aspectos de la vida de cada uno. Cada día es especial y hay que otorgarle su respectivo valor. No solo irnos a la cama por la noche sin nada nuevo que atesorar de esas 24 horas que pasaron como si fuesen un suspiro.
¡Qué difícil es seguir siendo uno entre tantos que pretenden ser otros!
Una frase que me gusta por encerrar todo lo que el mundo nos ha dejado. Una lección más de vida que nos enseña a mantenernos auténticos a pesar de esas imitaciones que prenenden ser una guía en la vida de los seres humanos. Y con imitaciones me refiero tanto a personas como a objetos o ideas. No me malinterpreten, cada quien piensa como desea, pero seamos sinceros. A veces tomamos rumbos poco razonables. Hoy en día ser original es una batalla tan dura como la de permanecer auténticos ante las dificultades.
He sido testigo, tanto en mi país como en el mundo, de una evolución marcada que se dio de forma intermitente, latente en la vida de cada uno. Quizás me detuve un momento a contemplar ese andar del tiempo y las cosas, pero hoy puedo decir que, después de todo, las cosas no van tan mal. Si consideramos que seguimos vivos, con la esperanza de un mejor mañana y una nueva lista de “promesas” para el 2010. ¿Quién no ha dicho “Éste año sí cumpliré todo lo de mi lista? Por lo menos algunas de estas cosas si se han prometido:
Prometo (cabe decir que son las promesas más comunes que se hacen, luego pondré mi lista de propósitos):
-Bajar de peso este año
-Ponerle más ganas a la escuela y salir mejor
-Hacer ejercicio
-Leer más libros
-No decir tantas palabras altisonantes
-Conseguirme un mejor trabajo
-Esforzarme más en todo lo que haga
-Mantener a mi novio a mi lado (en algunos casos, no podemos descartar nada U.U)
-Etc.
Son metas excelentes, pero ¿Las cumplimos? no es para avergonzarse, es más, lo pongo con la intención de que cada uno se diga “es cierto, eso lo he hecho” y después reflexionen ¿pero por qué no lo he cumplido?
Yo misma me he puesto metas todos los años, y siempre dejo muchas sin cumplir. Creo que lo principal a la hora de iniciar a las 12:00 el primero de enero es preguntarnos ¿Tengo el coraje necesario para alcanzar mis metas? si la respuesta es sí, entonces pueden proceder a hacer su lista. Si por el contrario dudan, será mejor que recapaciten y busquen la fuente del problema, porque por lo general, todo se encuentra en nuestras ganas por superarlo. Es muy fácil trazarse metas, cumplirlas es otro asunto. Pero lo interesante es buscar los medios para lograrlo.
Veamos, tenemos más temas, muchísimos por hablar. Pero como no quiero hacer un post que utilicen para dormir cuando tengan insomnio. Me gustaría comentar unos puntos más.
¡Hay que disfrutar la vida como venga!
Por experiencia propia les puedo decir, que no podemos esperar nada de nada, sin siquiera saber lo que puede suceder. A lo que me refiero es que, no pensemos “este año superaré esto o aquello, si ahora no estoy bien, mañana lo estaré, etc.” porque las cosas que queremos no se dan por arte de magia. Hay que perseguirlas, por consiguiente, será un esfuerzo para cada uno de nosotros el luchar contra aquello que se interponga entre nuestros sueños y nosotros.
No se desanimen si lo que esperan no llega tan rápido, no hagan planes con la idea de que saldrán al 100% porque recuerden, “las cosas no salen mal, solo de un modo distinto al que esperábamos”. Disfruten, vivan, rían, abracen, besen a los que más quieran. Vayan por la calle con una sonrisa, uno nunca sabe cuándo podrá cambiar la vida de los demás con un gesto de gentileza. Recuerden que es poco el tiempo que tenemos para ser nosotros, no dejen pasar momentos especiales por lo urgente, tampoco permitan que las malas intenciones acaben con sus ilusiones.
Tengo la esperanza de que este año traiga más y mejores oportunidades y sabremos aprovecharlas. Soy sincera con cada palabra que les digo, llevamos casi dos años compartiendo este espacio y realmente ha sido un honor el estar presente en sus vidas disfrutando de las letras.
Espero que cierren con broche de oro este 2009 y esperen con ilusión el 2010.
Porque los años son solo recordatorios para que nos decidamos por volver a empezar
Mis mejores deseos hoy y siempre.
Los quiere
María del Carmen

Los invito a votar el post anterior de año nuevo para el concurso de las 365 palabras. Muchas gracias por su apoyo.

This entry was posted in Aviso, Librosintinta, librossintinta. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s